4 principios del diseño: Contraste, alineación, repetición y proximidad

El diseño es una herramienta fundamental para la identidad, imagen y credibilidad de una marca. En este post veremos los 4 principios del diseño: Contraste, alineación, repetición y proximidad.

Gracias a estos 4 principios, podemos crear un mensaje de marca cohesionado y coherente, que se pueda proyectar con éxito hacia el público objetivo.

Primer principio del diseño: Contraste

Consiste en usar diferentes colores, formas y tipografías para crear una llamada visual. Esto ayudará a que la marca pueda destacar, sobre todo en aquellos escenarios de comparación con competidores. El uso adecuado del contraste ayuda a los potenciales consumidores a leer y comprender el mensaje, lo que resulta clave.

Tip: El contraste de colores, formas y tipografías debe estar perfectamente definido en el Brand Book de la marca.

Segundo principio del diseño: Alineación

En este caso, hablamos de mantener todos los elementos de diseño alineados para lograr una apariencia limpia y profesional. Por el contrario, si los elementos están fuera de lugar, el mensaje de la marca puede perder credibilidad.

Tip: Pueden haber ocasiones en las que, de manera premeditada, la estrategia de comunicación busque un mensaje disruptivo y ocasional.

4 principios del diseño: Contraste, alineación, repetición y proximidad
4 principios del diseño: Contraste, alineación, repetición y proximidad

Tercer principio del diseño: Repetición

Se trata de usar las mismas fuentes, colores y formas en todos los materiales de comunicación, con el objetivo de construir una apariencia de marca cohesiona y coherente. Este principio nos ayuda a que la marca pueda ser reconocida de forma inmediata.

Tip: En caso de piezas de comunicación que cuenten una historia, este formato ayuda a que la secuencia sea mejor entendida por integración.

Cuarto principio del diseño: Proximidad

Por último, este principio destaca la ubicación cercana de los diferentes elementos relacionados del diseño. De este modo, el receptor del mensaje puede percibirlos de manera sencilla, lo que permite entender el mensaje de forma rápida. Por contra, el desorden del diseño puede llegar a confundir y distorsionar el mensaje.

Tip: En ocasiones puntuales, puede ser interesante obviar alguno de los elementos del diseño, siempre que sea fácil interpretar (de manera automática) dicho elemento.

Photo credit: Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp