Canales online y diversificación del lenguaje

Como me apasiona esto de la manera de comunicarnos y de la diversificación del lenguaje, pues soy consciente de que vivimos una auténtica revolución gracias a Internet, sigo muy de cerca el comportamiento a la hora de expresarnos dentro de algunos canales online.

La aparición del sms, ahora en una clarísima tendencia hacia el desuso, ya nos obligaba hasta no hace mucho a ser concisos, rápidos y directos a la hora de contactar con el receptor del mensaje.

Ahora, siguiendo la evolución y aprovechando los atributos del canal online en plena era de la inmediatez, vemos que estos han variado y mucho.

Rápido. Corto. Directo. Aquí y ahora.
Rápido. Corto. Directo. Aquí y ahora.

El ser conciso, veloz y breve lo podemos comprobar en redes como Twitter, donde la inmediatez reina por completo. Además, fomenta la creatividad a la hora de transmitir el mensaje, al tener que acoplarte de forma rápida a sus exigentes 140 caracteres. Este hecho provoca que conforme vamos usando más canales, como WhatsApp, utilicemos por extensión en muchos casos esta metodología de velocidad y brevedad.

¿Qué nos está trayendo esto?

Para los marketeros, algo espectacular, aunque nos da mucho más trabajo de comprensión y precisión. Hablo de la variabilidad que nuestro lenguaje habitual sufre por estos atributos de brevedad y velocidad.

El aquí y ahora nos aporta que, sobre todo los que vienen por detrás de nosotros (nativos digitales en su mayoría), estén creando un nuevo lenguaje, que todos conocemos, que no tiene reglas ortográficas, que está vivo y que varía a diario.

Pero no solo eso. Ellos, estos nativos digitales, son intuitivamente capaces de interpretar muy diversas formas en estos nuevos mensajes. ¿Un ejemplo?

El fenómeno ola k ase
El fenómeno ola k ase

Así que, como siempre digo, si somos marketeros, debemos aprender otro idioma más. Este. ¿Dificultad? Que está vivo, que se implanta entre los que vienen detrás, que seguramente no disponemos de un desarrollo intuitivo tan alto como ellos y que o lo adaptamos y adoptamos en las estrategias de marketing dirigidas a ellos o corremos el riesgo de quedarnos fuera de su ámbito.

Aquí y ahora. El nuevo lenguaje nos propone grandes retos por delante.

2 respuestas

  1. Muy bueno Fran, yo opino lo mismo, aunque con un matiz: quien puede lo más, puede lo menos y como las generaciones que viene por detrás no dominan tanto el lenguaje como las anteriores por su falta de lectura, dont worry que les alcanzamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
- Responsable: Francisco Torreblanca (fran@franciscotorreblanca.es)
- Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
- Legitimación: Tu consentimiento
- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Comparte este artículo

LinkedIn
Twitter
Facebook
Email
WhatsApp