La importancia de la comunicación sintética en las aulas

Hoy quiero hablaros de la importancia de la comunicación sintética en las aulas, gracias a una idea surgida dialogando con una excelente profesional docente como Marilés Navarro, del Colegio Diocesano Santo Domingo de Orihuela.

Marilés comentaba la importancia de saber perfectamente lo que piden hoy en día las chicas y chicos en clase: nada de rollos ni tochos de escritura, sino todo lo contrario, una comunicación conceptual basada en imágenes.

La lógica nos dice que ese es el camino a seguir, pues quien mejor que ellos acostumbrados a sintetizar lo que escriben para comunicarse en todos los canales digitales en los que están inmersos.

De un profe no buscan escuchar una teoría apenas aplicable sino aspectos aplicables con la teoría justa y necesaria. Parece una obviedad pero os aseguro que sigo viendo multitud de profes con tochos insufribles y, lo que es peor, sin actualizar año tras año.

La importancia de la comunicación sintética en las aulas
La importancia de la comunicación sintética en las aulas

Además, creo que los profes debemos de buscar más que nunca la interacción, nuestro rol ya no es solo el de transmisores de conocimiento aplicado sino también el de dinamizadores del aula. Debemos tomarnos como reto el afrontar cada clase (y digo cada clase) como una gran oportunidad para aprender con ellos y de ellos.

Los alumnos han de sentirse importantes, protagonistas. Te aseguro que eso garantiza en parte el éxito de tu clase. Se trata de dialogar más que de imponer conceptos.

La síntesis en nuestras presentaciones nos da más tiempo para interactuar, genera mayores oportunidades para la participación espontánea y también provocada de los alumnos, abre debate y nos ayuda a una mejor asociación conceptual si sabemos elegir las imágenes adecuadas (intentando huir de los cliparts, ya que en la red podemos encontrar imágenes maravillosas para ayudarnos a acompañar los conceptos a trabajar en clase).

A veces, una sola imagen vale más que mil palabras y eso da pie para mucho. Personalmente, me encanta abrir espacios imprevistos donde los alumnos dan rienda suelta a su imaginación y te preguntan cualquier cosa. Estar contra las cuerdas permanentemente es uno de los retos de los profes de hoy.

Nos lo están pidiendo a gritos. Hagamos caso. Estemos a la altura.

Gracias Marilés por la inspiración.

Photo credit: Carol Z

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp