Cumplir la promesa de marca es un motivo estratégico fundamental

Qué concepto tan interesante y difícil siempre de alcanzar: Cumplir la promesa de marca es un motivo estratégico fundamental.

Tu promesa de marca puede venir en diferentes vehículos. Puede estar en tu propia marca de forma visual, como luego veremos en algunos ejemplos.

Puede estar en tu claim o slogan corporativo. Puede estar en tu definición de misión o visión.

En definitiva puede estar en muchos lugares, más o menos evidentes y visibles, o incluso puede que no esté.

Quiero hablar del caso en el que está presente la promesa de marca y además esta es muy evidente y clara. ¿Vemos unos ejemplos?

Dia

La conocida marca de supermercados descuento incorpora en su logotipo un símbolo inequívoco: el del porcentaje.

Este símbolo nos está indicando de forma permanente que en los puntos de venta Dia están presentes las ofertas y que eso se refleja en buenos precios.

Personalmente creo que en este caso la promesa se cumple, pues siempre que he tenido la oportunidad de visitar un punto de venta de Dia he podido comprobar que las ofertas son más que evidentes.

Cumplir la promesa de marca es fundamental
Cumplir la promesa de marca es fundamental

Cumplir la promesa de marca es un motivo estratégico fundamental

Zeleris

Ser una empresa de transporte y llamarte así conlleva su riesgo.

El nombre de la marca nos está transmitiendo la sensación de celeridad, que se traduce en rapidez.

Aunque esto no tiene por qué asociarse a fiabilidad en la entrega, el consumidor puede asociarlo, creyendo que dicha celeridad o rapidez provoca una entrega en tiempo fiable.

Desconozco si se cumple o no la promesa de marca en este caso, tan solo quiero que tengamos un buen ejemplo de lo que quiero transmitiros.

Duracell

Ya hablamos de este caso en un post anterior titulado El impacto de los atributos de marca.

Duracell incorpora, de un modo muy parecido al caso anterior de Zeleris, su principal atributo en el propio logotipo de la marca, por lo que la promesa de marca es ineludible.

Como luego no duren esas pilas…

Trina

También hablé sobre esta marca, importante en mi recuerdo nostálgico de mi infancia, en este otro post: Errores a evitar: posicionamiento confuso.

Si Trina lanza un refresco con burbujas cuando en su logotipo incorpora una promesa de marca que dice «sin burbujas» generaría confusión. Si lees el post que comentaba lo descubrirás.

Eso si, Trina me sigue encantando.

Piensa sobre ello si lo ves interesante y recuerda que incluso si prometemos algo en nuestro slogan u otro formato habremos de cumplirlo.

El consumidor de hoy no perdona ni olvida (además Google te lo recuerda cuando tu quieras).

Photo credit: Tee Tran

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp