Estrategias de marketing para la Generación Z (9/10): Experiencias

Novena entrada de la serie enfocada en estrategias de marketing para la Generación Z (9/10). Tras el post anterior sobre microinfluencers, en esta ocasión hablaremos de experiencias.

Hay una gran brecha con esta generación, que se basa en la verdadera promoción de experiencias y no solo de productos o servicios. Todo ello se fundamenta en las tendencias de comportamiento de la Generación Z. El deseo colectivo de autenticidad e interacciones enriquecedoras se manifiesta de manera interesante cuando se trata de las preferencias de marketing de este grupo.

Los miembros de la Generación Z anhelan experiencias por encima de las posesiones materiales. Les gustan las marcas que se enfocan en la experiencia del cliente y saben cómo crear momentos memorables. Eso es lo que logra permanecer en su recuerdo, incluso mucho después de que acabe un compromiso. Las experiencias con una marca son lo que tienen en cuenta cuando se desplazan por su catálogo de productos o servicios.

Estrategias de marketing para la Generación Z
Estrategias de marketing para la Generación Z

Ingredientes clave para la GenZ en una experiencia auténtica

Podemos citar 3 ingredientes clave en este sentido, que son: colectividad, actividad lúdica y comodidad. Como ya hemos comentado en los post anteriores, los dispositivos móviles son un elemento imprescindible. El smartphone les permite guardar y compartir todas sus vivencias, permaneciendo junto a el las 24 horas del día.

Las actividades al aire libre han adquirido mayor protagonismo si cabe debido a la pandemia y a los confinamientos. También aquellas actividades que plantean una participación activa, por aquello de ser protagonistas, ganan terreno.

Para que una experiencia alcance el status de memorable, las marcas deben tener en cuenta que los miembros de la Gen Z valoran, por encima de todo, la libertad y la exclusividad (es decir, solo para ellos).

Todo aquello que sea susceptible de ser registrado y compartido en redes sociales, proyectando el afán de protagonismo efímero, será bienvenido. Por tanto, las marcas deben pensar en cómo ponérselo fácil en este sentido.

La Generación Z es, con diferencia, la más difícil de analizar y comprender

Como ya hemos indicado durante esta serie de post, la Gen Z cambia y evoluciona constantemente. Por este motivo, no basta con conocer cómo se comportan hoy, sino que conducta podemos predecir para mañana.

Sin duda, para esta generación es clave, si queremos generar la experiencia perfecta, entender sus particularidades y saber hablar su lenguaje.

Post recomendado: Marketing inmersivo para generar experiencias al consumidor

Photo credit: RODNAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp