Estrategias de marketing para la Generación Z (8/10): Microinfluencers

Octava entrada de la serie enfocada en estrategias de marketing para la Generación Z (8/10). Tras el post anterior sobre reputación, en esta ocasión hablaremos de microinfluencers.

El marketing de celebridades no tiene demasiado alcance con las audiencias pertenecientes a la Generación Z. Tampoco las publicaciones patrocinadas de personas influyentes a nivel de celebridades. Esas no son personalidades que puedan relacionarse con Gen Z en su nivel. Sus motivaciones no están alineadas con las de la Generación Z.

Por su parte, los microinfluencers, son mucho más cercanos. Generalmente los definimos como personalidades que cuentan con entre 10.000 y 50.000 seguidores en sus plataformas digitales. Son lo suficientemente grandes como para inspirar respeto dentro de sus nichos, pero todavía accesibles para sus comunidades.

Estrategias de marketing para la Generación Z
Estrategias de marketing para la Generación Z

Como personas influyentes, los microinfluencers todavía actúan como curadores de productos

Las marcas con las que se asocian obtienen el beneficio de la prueba social, mientras una voz confiable aboga por el producto. La mayoría de las marcas que han utilizado estratégicamente el marketing de influencers han obtenido un ROI comparable o mejor que otros canales de marketing.

Post recomendado: La persuasión en el marketing: prueba social

Para una audiencia Gen Z, los microinfluencers representan:

  • Una voz respetable dentro de una comunidad cerrada
  • La prueba social de los productos a los que atribuyen su reputación
  • Un aval de alguien que ya sabe lo que le gusta

El marketing de microinfluencers funciona mejor cuando las marcas se toman el tiempo de investigar primero. No se trata de elegir al primero que suene o a alguien con quien de pronto pensamos que vamos a tener éxito.

Para elegir adecuadamente, como tantas cosas en la empresa, debemos profundizar en la alineación estratégica de lo que representa la marca y los ideales del microinfluencer. Todo este trabajo debe tener un alto sentido estratégico, ya que de lo contrario podemos tener un sonoro fracaso.

Debemos de tener en cuenta muchos otros aspectos como el nivel de engagement que ya posee con otras audiencias, si está posicionado en otro ámbito que pueda generar distorsión, si el estilo y/o too es conveniente, etc.

Photo credit: RODNAE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp