La intuición y su papel en la estrategia de marketing

Hoy os traigo un nuevo e interesante tema para este post titulado La intuición y su papel en la estrategia de marketing.

El concepto intuición deriva del latín «intueri», que significa «mirar hacia dentro» o «contemplar» y pertenece a lo que se denomina Teoría del Conocimiento Aplicado.

El concepto describe a un tipo de conocimiento directo e inmediato. En él, no interviene el proceso de deducción o el de razonamiento, siendo considerado como evidente.

Para la mayoría de nosotros, la intuición es un mito y solemos decir que es una especie de sexto sentido, no demostrable todavía. Para mí, realmente lo es, existe y lo justifiqué todavía más cuando leí el maravilloso libro de Sir Ken Robinson titulado «El Elemento«. Os recomiendo leerlo.

Creo que para todos nosotros es una gran virtud, muy desconocida y hasta desconcertante. Al no estar científicamente probada, nos lleva a desconfiar de ella. Podría decir que es un arte, que todos tenemos pero que no todos podemos en práctica.

La intuición y su papel en la estrategia de marketing
La intuición y su papel en la estrategia de marketing

La intuición y su papel en la estrategia de marketing

En la historia, existen grandes ejemplos intuitivos que han dado lugar a cosas grandiosas. En el mundo del markeitng, por supuesto, también.

Marcas y productos han sido concebidos bajo los influjos de un comportamiento que ha confiado en el espíritu intuitivo para lograr llegar muy lejos, tan lejos que han llegado donde otros nunca hubieran confiado.

En el mundo del marketing, la intuición posee clarísimos matices del comportamiento irracional, por lo que el resultado que podemos obtener si hemos confiado en un proceso intuitivo será seguro altamente emocional y derivará en un enfoque de deseo, más que de necesidad.

Os recuerdo la gran diferencia entre un enfoque de necesidad y otro de deseo en este post anterior: Ejemplo de diferencia entre necesidad y deseo.

Con la intuición, apartamos momentáneamente el componente puramente analítico, para dejarnos llevar por caminos seguramente inexplorados de los que ya tendremos la oportunidad de cuantificar y proceder a su análisis pormenorizado.

Muchas veces, las empresas no confían en esta vertiente intuitiva al carecer de parámetros de medición y simplemente se le cierran las puertas de inicio, no dando espacio ni lugar a un arte que puede darnos mucho.

Photo credit: emaze

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
- Responsable: Francisco Torreblanca (fran@franciscotorreblanca.es)
- Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
- Legitimación: Tu consentimiento
- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Comparte este artículo

LinkedIn
Twitter
Facebook
Email
WhatsApp