Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus (1)

En este post y en el siguiente, os traigo un tema para reflexionar, enfocado en la oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus (1).

Se me ocurrió esta idea de doble post y doble perspectiva viendo, de casualidad, una película (pastelazo, pero con trasfondo) en Netflix titulada «El buen Sam«.

Si tienes ocasión de verla, entenderás perfectamente el por qué de estos dos post.

Extrapolando, aunque dos marcas diferentes ayuden, una lo hace con el corazón, otra con la cabeza.

Me recordó a la mítica película «El buen samaritano» de Gary Cooper y Ann Sheridan (1948).

En ella, un hombre bien intencionado frustra a su esposa prestando todo lo que tiene a quien lo necesita.

Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus (1)
Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus

Desde que arrancó esta situación y durante todos los días que estamos viviendo hemos visto aportes de todo tipo de multitud de marcas.

Aquellas que realmente están llegando al consumidor en estos días inéditos de tanta incertidumbre son aquellas que están entendiendo el presente.

Lo hacen como una oportunidad de cambio con repercusión en el futuro a corto, medio y largo plazo.

Es decir, aquellas que son conscientes de que es momento de arrimar el hombro, de apostar por quienes han mantenido a la marca durante todo el tiempo anterior.

Por ejemplo, aquellas que de inmediato han puesto a disposición recursos monetarios para apoyar causas concretas y que se comprometen a seguir haciéndolo.

O las que han puesto a disposición de la sanidad sus centros productivos para fabricar elementos indispensables.

Entre ellos la protección de los sanitarios (EPIs) o la recuperación de los enfermos (respiradores).

Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus
Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus

Oportunidad u oportunismo de las marcas en la crisis del Coronavirus (1)

Nos daremos cuenta enseguida de qué marcas lo han hecho con el corazón (oportunidad) y cuáles con la mente (oportunismo).

Hay una gran diferencia entre estos dos enfoques.

Se trata, por un lado, de descubrir cuáles lo han planteado sin esperar nada a cambio y cumplir con sus valores y filosofía de empresa.

Por otro, cuáles esperan sacar un rendimiento futuro por una supuesta buena imagen.

Las estrategias que me parecen mas positivas en este sentido son aquellas que generan un beneficio inmediato en la sociedad.

Éstas, a la vez, plantean un recorrido de futuro que propone focalizar este momento como impulsor de cambio, para buscar iniciativas y soluciones post-crisis.

El primer paso de ayudar y donar es genial, pero tras ello debe de haber un planteamiento estratégico que acompañe al público de la marca a visualizar una pronta recuperación.

Deberá ser con adaptación al nuevo escenario y con un perfil sostenible en cuanto al uso de recursos.

Enlaza aquí con el segundo post de la serie.

Photo credit: Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
Share on twitter
Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp