La persuasión en el marketing: prueba social

Seguimos con el tercer post de esta serie dedicada a la persuasión en el marketing: prueba social. Somos enormemente influenciables por la actitudes de las personas que nos rodean.

La influencia provoca modificaciones en nuestro comportamiento, para lo bueno y para lo malo. Nos dejamos llevar por primeras percepciones en muchas ocasiones, como por ejemplo cuando vemos una cola en la puerta de determinado restaurante o si vemos a un grupo de personas mirando hacia un punto concreto.

Solemos utilizar los criterios de lo que piensa la mayoría para intentar deducir y tomar decisiones sobre cosas particulares, sobre todo si estamos en un escenario de incertidumbre, para aferrarnos a cierta seguridad percibida, aunque no sea la mejor decisión posible.

La persuasión en el marketing: prueba social
La persuasión en el marketing: prueba social

Como ya vimos en otro post anterior titulado «La presión de grupo en el marketing» los demás ejercen una influencia mágica en nosotros. Lo podemos comprobar en el mundo físico, pero también en el mundo digital.

Podemos comprobar el alcance de la prueba social cuando los usuarios nos recomiendan o nos disuaden acerca de cualquier producto, servicio o marca. Esto va mucho más allá de lo que nos diga la propia marca, claro está.

Los efectos de influencia social pueden generar cierto comportamiento gregario. El gregarismo sucede sobre todo cuando, como decíamos antes, el consumidor o usuario se encuentra en situaciones inseguras o indecisas. Si en ese momento se observa qué hacen otros consumidores o usuarios es muy probable que se produzca la influencia.

Ya vimos algo en este sentido en otro post anterior titulado «El efecto manada en el marketing«, destacando los altos niveles de irracionalidad en los que se basa este tipo de comportamiento, dejando a un lado justo lo contrario, nuestra capacidad racional, que se ve alterada o en la que no confiamos cuando la incertidumbre es demasiado alta.

Photo credit: dewitsr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp