Product Market Fit, proceso de ajuste de un producto en el mercado 

Hoy traemos un nuevo concepto para el blog. Se trata del Product Market Fit, el proceso de ajuste de un producto en el mercado. El PMF trata de evaluar la rentabilidad de la empresa, intentando conocer si el producto cumple con las necesidades del público objetivo.

El PMF se confirma cuando el proceso de validación de clientes comprueba que se ha localizado a un grupo de potenciales clientes. Éstos deben reaccionar de manera positiva a la propuesta de producto o servicio.

Product Market Fit, proceso de ajuste de un producto en el mercado 
Product Market Fit, proceso de ajuste de un producto en el mercado 

3 conceptos definen al Product Market Fit

Nos referimos a la fidelidad del consumidor, la calificación de los competidores y la capacidad de ofrecer valor. La adecuación del producto en el mercado implica estar en un mercado fuerte y, al mismo tiempo, ofrecer productos que satisfagan ese nicho.

Por tanto, la solución que ofrece una marca debe resolver los problemas que se definen en el denominado buyer persona. Esto solo se puede alcanzar a partir de un profundo conocimiento de las motivaciones y necesidades del público objetivo.

El Product Market Fit es una herramienta que permite mapear la posición en el mercado

Conocer la posición competitiva de los competidores es clave para poder ofrecer valor a los clientes. A mayor calidad de los productos de la competencia, mayor debe ser la que debemos ofrecer por parte de nuestra marca. Se trata de generar una conexión entre el grado de necesidad del consumidor y la adecuación del producto.

Durante la fase de desarrollo de un producto o servicio, debemos predecir cuál es la mejor estrategia para introducirlo en el mercado. Para ello, es clave conocer los pains (puntos de dolor) del consumidor objetivo. Esto será clave para la diferenciación de otras propuestas de mercado.

En definitiva, conocer el PMF implica disponer de una interesante herramienta para analizar el alcance de la empresa en el entorno competitivo. Este concepto nos ayuda a medir la estabilidad de un producto en el mercado y evaluar su aceptación por parte del público objetivo.

Foto de C D-X en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp