Regla 10-20-30 de Guy Kawasaki para presentaciones efectivas

En este post vamos a hablar sobre un interesante, aunque no nuevo, concepto. Se trata de la Regla 10-20-30 de Guy Kawasaki para presentaciones efectivas. Encontrar el equilibrio entre el contenido, el diseño y el momento es todo un desafío a la hora de una presentación.

Esta regla 10-20-30 se presenta como un principio efectivo para diseñar presentaciones cautivadoras y efectivas. Se trata de un paradigma simple pero poderoso que consiste en cumplir 3 requisitos sencillos:

  • Que la presentación no supere las 10 diapositivas
  • No debe durar más de 20 minutos
  • Las fuentes no deben ser de tamaño inferior a 30 puntos
Regla 10-20-30 de Guy Kawasaki para presentaciones efectivas
Regla 10-20-30 de Guy Kawasaki para presentaciones efectivas

Kawasaki presentó el concepto en su libro “Art of The Start”

Conozcamos los por qués de estos 3 requisitos:

10 diapositivas

Kawasaki opina que las audiencias tienen dificultad para comprender más de diez conceptos durante una presentación. Por ello, el sintetizar en diez puntos para explicar. La audiencia obtendrá una mejor comprensión de los conceptos al tener un enfoque en los puntos clave. El objetivo es crear diapositivas con información clara y concisa.

20 minutos

Una vez que las 10 diapositivas están listas, es importante practicar limitando el tiempo de presentación a 20 minutos. De este modo, se puede planificar y estructurar mejor la charla, abordando breve y detalladamente todos los puntos importantes.

Ahorrar tiempo en la presentación, permite tener más tiempo para preguntas y/o problemas técnicos.

30 puntos

Estamos acostumbrados a visualizar fuentes pequeñas en las diapositivas. En este sentido, Kawasaki propone que ninguna fuente debe tener menos de 30 puntos en la presentación. Esto nos obliga a concentrar los puntos clave en las diapositivas con una fuente que los usuarios pueden leer.

Cada elemento de la regla funciona en conjunto

Esta combinación, que considera el número de diapositivas, la duración de la presentación y el tamaño del texto provoca que público quede cautivado por las palabras mientras explicamos el contenido.

Photo credit: Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte este artículo

Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en email
Email
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en email
Compartir en whatsapp