Cómo logro crear ideas de contenido todos los días

Sois muchos los que me preguntáis habitualmente cómo logro crear ideas de contenido todos los días. 10 años escribiendo a diario (y sigo) dan para mucho. Creo que ni siquiera yo soy consciente de ello. Y, obvio, para crear contenidos a diario, debes seguir ciertos patrones que nutren el camino.

En este post os voy a hablar de algunos de ellos, de manera transversal, para que te puedan servir de ayuda si así lo consideras. Todo es muy casero, no he seguido ni sigo un orden establecido ni me dejo llevar por técnicas específicas en este caso. Eso sí, lo haremos desde dos ámbitos: la espontaneidad y la provocación.

Espontaneidad

Es cuando surge por que sí, cuando no lo espero, cuando se cruza en mi camino. Es decir, cuando simplemente sucede.

La libreta de las ideas

Es cierto que gracias a mi trabajo, la mente no para quieta. Aunque no lo quiera ni sea consciente de ello, el cerebro sigue trabajando y, cuando le da la gana, escupe ideas. Si esas ideas tienen sentido, te generan cosquilleo y te hacen pensar o incluso te extrapolan hacia otras ideas, ¡anótala de inmediato! Si no lo haces, la olvidarás al 99%. Anotarlas es oro puro, te lo digo por experiencia. Libreta de las ideas ya (no hay excusa, en el móvil siempre puedes escribir una nota o crear un audio).

Cambiar de ruta

Un clásico. No ir al mismo lugar siempre por el mismo sitio. La percepción cambia y, por ello, los insights que recibes también. No es nada banal, sino algo sencillo, fresco y constructivo.

Conversar con atrevimiento

Pararse, en cualquier momento, y arrancar una conversación al azar con la persona que tengas cerca, sea conocida o no. Puede sorprender lo que vas a recibir. Puro estímulo. Elige sin miedo.

Mirar, simplemente, a tu alrededor

Por mucho que creas haberlo visto todo, siempre hay algo que ha permanecido invisible a tus ojos. Recuerda la frase de «El Principito».

Cómo logro crear ideas de contenido todos los días
Cómo logro crear ideas de contenido todos los días

Provocación

Es cuando quiero que surja, lo necesito y busco la manera de obtener pistas lo antes posible. Hay que intentar no obsesionarse, sino tener la creencia de que provocando lo encontrarás.

Escuchar podcast

Una fuente inagotable de insights, sobre todo cuando aprovechas los momentos valle. ¿Qué son los momentos valle? Cuando vas conduciendo, cuando vas paseando, cuando estás haciendo una tarea (solo si eres multitask), cuando… pon tú el momento. Eso sí, intenta que esto no te influya en la relación con las personas que te rodean, para poder prestarles la atención que merecen.

Leer libros

Por obvio que parezca, cada vez leemos menos libros. Lee, lo que sea, incluso temáticas que no te apetezcan ni te entusiasmen. Los libros contienen una magia especial: detrás de ellos, hay personas que han invertido tiempo de sus vidas escribiendo para otros.

Midfulness

Se que te parecerá una pura contradicción, pero como a mi me pasa os lo cuento. Se supone que la práctica de la consciencia plena o mindfulness te ayuda a meditar, relajarte y conectar con tu yo interior. Pero, en mi caso, siempre que lo practico acabo obteniendo ideas que, además, siempre tienen matices de frescura muy intensos.

Técnicas de creatividad de calentamiento

Rory’s Story Cubes (los maravillosos cubos de historias), con los que crear historias aleatorias o Black / White Stories (el genial juego de acertijos en forma de cartas), son puro estímulo creativo donde las ideas fluyen a partir de los retos que nos proponen.

Tiktok

Lo que hace la gente. Lo que dice la gente. Lo que percibe la gente… lo que pasa y sus motivos concretos o motivos incomprensibles. Es un puro detonante de ideas, provocación exagerada siempre que me doy una vuelta por esta red.

Hay mucho más, pero estaría demasiados días escribiendo en ese post. Te invito a que me compartas alguna de tus movidas para crear ideas de contenido. ¡Serán muy bienvenidas!

2 respuestas

  1. Escuchar las conversaciones de la gente que se sienta a tu lado en el transporte p, por ejemplo, puede ser la fuente para una historia de ficción si echas tu imaginación a volar y la continúas en tu cabeza, dando giros inesperados que la conviertan en algo distinto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
- Responsable: Francisco Torreblanca (fran@franciscotorreblanca.es)
- Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
- Legitimación: Tu consentimiento
- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

Comparte este artículo

LinkedIn
Twitter
Facebook
Email
WhatsApp