Marcas aspiracionales versus marcas inspiracionales

En el post de hoy salen a escenas dos conceptos muy interesantes dentro del entorno branding: Marcas aspiracionales versus marcas inspiracionales.

Vayamos primero con las marcas aspiracionales, que quizás es un término del que hemos oído hablar más. Partiendo del hecho de que como consumidores siempre tenemos motivos de aspirar a más, las marcas han intentado desde hace mucho tiempo seducir nos para estar en línea con este comportamiento.

Propuestas para sobresalir, para sentir lo exclusivo, para alcanzar lo único, en definitiva para generar deseos (importante revisar este post anterior sobre la diferencia entre necesidad y deseo).

El enfoque de las marcas hacia la consecución de cierto status ha fundamentado lo que podríamos llamar marketing aspiracional o marketing enfocado hacia lo aspiracional, basado en ese deseo, y por supuesto en cierto ego del consumidor.

Marcas aspiracionales versus marcas inspiracionales
Marcas aspiracionales versus marcas inspiracionales

Un ego que provoca que consumidores de perfiles económicos más bajos aspiren a productos de gama alta (aspiren a ello al menos en alguna ocasión) y que consumidores de perfiles económicos más altos intenten descubrir aquellos productos o servicios más exclusivos si cabe que eviten que otros consumidores semejantes a ellos también los posean (diferenciación).

El otro concepto, marcas inspiracionales, es bien diferente y seguramente más acorde con el marketing actual. Inspirar no es aspirar, el enfoque cambia totalmente, ya no se trata de sugerir o provocar al consumidor a que visualice la exclusividad, sino de hacerle sentir que es capaz de alcanzar pequeños sueños, retos u objetivos por si mismo, con pequeños detalles que intentar inspirarle.

Una marca inspiradora posee seguramente más oportunidades de trascender a todos los niveles, porque tiene la capacidad de poder provocar sueños estemos en el perfil de consumidor que estemos. En este caso, la estrategia de marca consiste en ser capaz de ayudar a alcanzar necesidades, deseos y/o motivaciones del consumidor, acercando sus objetivos a través de metas específicas, medibles, alcanzables, reales y temporales (algo alineados con el concepto SMART).

Ahora te pido que seas tu quien me cite algún ejemplo de marca aspiracional y de marca inspiracional. ¿Te atreves?

Photo credit: bcnmes

8 comentarios

  1. Hola Fran soy Rafa, nos vemos rn clase este viernes. Me gustaría rescatar 2 viejas leyendas como «sensación de vivir» (inspiracional) de coca cola y el «posiblemente la mejor cerveza del mundo» (aspiracional) de carlsberg.
    Bueno, que tengas inspiradores días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este artículo

LinkedIn
Twitter
Facebook
Email
WhatsApp